Hoy os traemos una receta apta para los más “healthy eaters”.  Además, es una receta perfecta para aquellos intolerantes a la lactosa y veganos pues no vamos a utilizar ni leche ni ningún producto de origen animal.

Esta receta es sencillísima, sólo necesitamos 3 ingredientes y 20 minutos de horno.

Si aún no estás en la cocina preparado para preparar estas galletas tienes que saber que son las galletas perfectas para empezar el día ya que la avena es un cereal lleno de carbohidratos de absorción lenta. De esta manera, la energía se va liberando poco a poco y nos sentiremos con mucha más energía a lo largo del día. Y, para terminar de convencerte, si ya has probado una naranja Valorange conocerás de primera mano el gran sabor que contienen por lo que estas galletas solo pueden estar buenísimas.

Ingredientes:

  • 3 plátanos maduros.
  • 150 g de avena.
  • Ralladura de naranja.

Lo primero que vamos a hacer es precalentar el horno a 200ºC y colocar un trozo de papel de horno en la bandeja que vayamos a usar para hornear las galletas.

Para comenzar esta receta troceamos a rodajas los plátanos y los machacamos hasta conseguir un puré. A continuación añadimos la avena y lo mezclamos todo bien. Por último, rallamos una naranja Valorange sin llegar a la parte blanca de la piel (amarga) y volvemos a mezclar todo hasta que veamos todos los ingredientes integrados en la masa.

Sólo nos queda formar bolas de la masa y colocarlas en la bandeja. Una vez colocadas, aplastamos las bolas ligeramente para crear la forma de galleta. Intentad que no se toquen unas con otras o acabaréis con una galleta gigante.

El tiempo de horneado son aproximadamente 20 minutos. Este tiempo varía dependiendo de cada horno pero cuando los bordes de las galletas comiencen a dorarse estarán listas para salir.

Sabemos que es muy difícil resistir la tentación de comerse una nada más sacarlas del horno, ¡Qué bien huelen! Pero os recomendamos esperar a que se enfríen antes de comerlas.

La naranja aporta un gran aroma además de mucha frescura a estas galletas. Están realmente buenas. Para que duren en perfecto estado a lo largo de la semana es conveniente guardarlas en una bolsita con cierre hermético en un lugar sin mucha humedad.

Esperamos ver estas galletas en vuestro próximo desayuno, ¡No dudéis en mandarnos una foto de vuestras elaboraciones!